domingo , 25 octubre 2020
Últimas noticias
Decálogo para vender tu casa antes de que concluya el desconfinamiento

Decálogo para vender tu casa antes de que concluya el desconfinamiento

La red Alfa Inmobiliaria, con 225 agencias operativas, nos ofrece todas las claves para no demorar la venta de una casa

 

El escenario en el que nos encontramos ha paralizado de una u otra manera a todos los estratos de la economía y la sociedad.

El sector inmobiliario se ha visto además afectado por una situación dominada por la incertidumbre, las dudas sobre el futuro del mercado laboral, el miedo al contagio y los cambios originados en el comprador a la hora de elegir una nueva vivienda.

 

Esto, sumado a las restricciones que nos impone el estado de alarma, puede hacer que vender una vivienda pueda resultar misión imposible, pero nada más lejos de la realidad. Según Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria, “no vamos a obviar el contexto en el que nos encontramos, pero es un error pensar que durante el confinamiento no podemos hacer nada por vender nuestra vivienda. Puede que los planes hayan cambiado y nos hayamos tenido que adaptar, pero nuestra experiencia nos demuestra que podemos seguir trabajando y, aunque estamos atravesando por momento complicado, siempre surgen oportunidades”.

 

Desde que comenzó la pandemia la empresa está trabajando en un plan para minimizar al máximo el efecto del Covid-19 en el desarrollo de la actividad y, entre otras acciones ha elaborado un decálogo con algunas sencillas herramientas que el vendedor puede utilizar en las futuras fases del confinamiento:

 

  1. Revisar el precio de la vivienda. Si ya habíamos marcado un precio de salida es muy probable que tengamos que ajustarlo. Es importante conocer cómo está reaccionando el mercado en el que queremos vender y, en función de las características de nuestra vivienda, ser realistas y fijar un precio razonable si pretendemos vender a medio plazo. Un pequeño análisis de los precios de venta en la población, o una llamada a nuestra agencia inmobiliaria, nos aportará mucha información para valorar si nuestro inmueble está en precio.

 

  1. Poner la propiedad a punto. Ahora más que nunca es imprescindible hacer un esfuerzo por tener la casa a la venta impoluta y cuidar los detalles al máximo, ya que en este momento las visitas se van a medir mucho y el comprador solamente hará el esfuerzo por aquellas casas en las que esté realmente interesado. No podemos dejar pasar oportunidades. Si el inmueble no está habitado, no hay mejor momento para hacer aquellas reparaciones y arreglos que tenemos pendientes y, con una pequeña inversión conseguir, si no una revalorización, al menos una buena imagen. Si aún vivimos en la casa, nosotros mismos podemos ejercer de “manitas” y decoradores para conseguir el mejor efecto en el comprador.
  2. Mostrar la casa a través de un buen material audiovisual. El temor de compradores y vendedores al contagio del virus es una realidad. Razón por la que es fundamental poder enseñar el inmueble de forma virtual con todos sus detalles.

La mejor herramienta en estos momentos es el recorrido virtual por la vivienda con el propietario o el agente inmobiliario explicando la vivienda.

Quien no disponga de esta herramienta lo puede hacer a través de un buen material audiovisual que muestre todos sus detalles. Es importante realizar un vídeo explicativo, como si de una visita se tratase, para que el potencial comprador aprecie cada uno de los pormenores del inmueble desde cualquier dispositivo. Todo acompañado de un amplio catálogo de fotos que muestre el espacio de una manera atractiva y muy descriptiva. Si no somos fotógrafo profesional, hoy en día los móviles nos facilitan mucho esta labor.

 

  1. Descripción detallada de las características de la casa y las condiciones de venta. “Siempre insistimos en que un buen anuncio de la vivienda es primordial para captar la atención del comprador. Ahora mucho más. Vamos a hacerlo atractivo, no ahorremos en palabras para describir el inmueble y, muy importante, detallar al máximo las condiciones de venta. Nos ahorrará muchas llamadas y visitas innecesarias”, apunta Duque. “Junto con las imágenes, será un buen filtro a la hora de atraer a un buen perfil comprador”.

 

  1. Dar la máxima difusión al anuncio. Si queremos potenciar la venta, tenemos que utilizar todos los canales de comunicación a nuestro alcance que permita dar la máxima difusión a la venta de nuestro inmueble y poder mostrarlo con las herramientas audiovisuales anteriormente descritas. Además de los portales especializados, las redes sociales serán un gran aliado, incluso las aplicaciones de mensajería para informar a todos nuestros contactos de la venta y que estos a su vez informen a los suyos. De esta manera lograremos una gran visibilidad con poco esfuerzo.

 

  1. Cumplir las normas a la hora de programar las visitas. Uno de los mayores inconvenientes de la situación en la que nos encontramos es la falta en la libertad de movimiento de los ciudadanos, en espacio y en horarios. Motivo por el cual debemos cerrar las visitas en los horarios establecidos para salir, adaptándonos a las circunstancias del potencial comprador y, en los casos necesarios, facilitar el salvoconducto correspondiente.

 

  1. Garantizar las máximas condiciones de seguridad e higiene. La probabilidad de contagio es uno de los mayores temores en este momento. Algo que debemos intentar evitar en lo posible. Para ello el vendedor debe enseñar la vivienda con las medidas de seguridad e higiene necesarias tales como mascarilla y guantes, al igual que el comprador, el cual tiene que cumplir también las normas. Podemos incluso tener este material en la vivienda, además de geles y productos desinfectantes, para aquellos que acudan a visitarla sin la protección adecuada y marcar una serie de pautas mientras permanezca en la casa (no tocar nada, guardar la distancia de seguridad, etc).

 

  1. Ser flexibles. La compraventa de una casa es una operación que conlleva una serie de trámites sobre todo para el comprador que en las actuales circunstancias se pueden dilatar en el tiempo. Es por ello que en estos momentos la flexibilidad es un bien muy apreciado a la hora de realizar cualquier gestión.
  2. Colaborar en la parte burocrática de la operación. Como vendedores podemos ofrecer a nuestro comprador una serie de facilidades que pueden sernos de gran ayuda a la hora de dar salida a la casa, ya sea en el plano financiero (estudio previo de condiciones bancarias para la concesión de la hipoteca); tener claros los pasos a seguir, la documentación necesaria y contar con la colaboración previa de la notaría y gestoría necesarias para ponerlas al servicio del comprador y cerrar la operación con las máximas garantías. Además, estos días nos pueden ser muy útiles para contactar también con empresas de reformas y mudanzas, como valor añadido a los servicios postventa que pueda necesitar el comprador.

 

  1. Confiar en profesionales. Por último, “no debemos descartar buscar asesoramiento profesional para vender un inmueble. Como hemos visto, son muchos los factores que entran en juego y aunque, a priori, cualquier particular está capacitado para hacerse cargo, ahora más que nunca se hace necesario un buen respaldo que os sirva para garantizar una buena operación de venta y que se alargue lo menos posible en el tiempo” apunta Duque.

 

 

“Como en tantas otras ocasiones el sector se está reinventando para que nuestros clientes, tanto compradores como vendedores, puedan contar con una experiencia y saber hacer, capaces de optimizar un proceso de compraventa favorable para ambas partes.

En estos momentos la visita física al inmueble hay que hacerla al final del proceso, después de haber visto el inmueble de forma

Acerca de Dpto. Redacción

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies